The transformation of tech in today’s education delivery
 

La transformación tecnológica en la educación actual

Hace tiempo que somos conscientes de la importancia de la informática para garantizar que los estudiantes estén «preparados para la tecnología digital» cuando terminen sus estudios. La programación, la edición y la fotografía digitales son solo algunas de las aptitudes que se han incorporado en los planes de estudios. Sin embargo, los recientes acontecimientos mundiales han hecho que padres, profesores y gobiernos vean el papel de la tecnología en la educación desde una perspectiva muy diferente.

Thumbnail
Powered by Intel

 

En el pasado, el aprendizaje a distancia se limitaba a los trabajadores con hijos o a jóvenes que trabajaban y estudiaban: personas con agendas apretadas o grandes responsabilidades que les impedían asistir a clases presenciales.

Sin embargo, los acontecimientos mundiales de este año nos han obligado a replantearnos estas ideas preconcebidas. Hemos visto a naciones enteras buscar contra reloj la manera de educar a 1370 millones de estudiantes —desde alumnos de infantil hasta graduados universitarios— que no podían asistir presencialmente a clase.

La globalización, el transporte aéreo y la digitalización han aportado grandes beneficios a la economía global. Sin embargo, si 2020 nos ha enseñado algo, es que esta nueva cercanía trae consigo riesgos inherentes. Con el fin de hacer frente a estos desafíos, la sociedad debe evolucionar para garantizar que los estudiantes puedan continuar accediendo a la educación a la que tienen derecho, independientemente de los sucesos que puedan producirse en el mundo.

Según la ONU, a finales de abril de 2020, el 94 % de los estudiantes del mundo estaban aprendiendo de forma remota. Las escuelas y los centros educativos recurrieron a una multitud de plataformas en línea para comunicarse con sus alumnos: 183 000 centros educativos de 175 países optaron por la plataforma Microsoft Teams, mientras que Skype registró más de 200 millones de usuarios en los seis meses previos a finales de marzo.

Hace diez años, nada de esto hubiera sido posible. La conectividad wifi, la tecnología asequible y las videollamadas han permitido que los alumnos mantengan el contacto con sus profesores sin estar físicamente próximos.

Sin embargo, educar a distancia miles de millones de niños en todo el mundo tiene sus complicaciones.

Los niños necesitan dispositivos para acceder a los recursos en línea, pero estos dispositivos deben estar a la altura. Deben contar con la capacidad de procesamiento y la conectividad que exigen plataformas como Microsoft Teams y Skype.

Necesitan dispositivos que sean robustos y resistentes, capaces de soportar los golpes y las caídas que son inevitables en las manos de un niño de seis años o en la mochila escolar de un adolescente.

Necesitan medidas de seguridad para que los padres, alumnos y profesores tengan la tranquilidad de saber que los trabajos, los archivos y los datos personales de sus hijos están protegidos.

También deben ser extremadamente portátiles: ahora que los centros educativos están adoptando un enfoque de aprendizaje mixto, tiene sentido que los dispositivos seleccionados se puedan transportar fácilmente de la escuela al hogar, y viceversa.

Y estos dispositivos deben ser asequibles.

Estas características han sido fundamentales en los últimos diseños de Lenovo, que ofrecen a los estudiantes la versatilidad, la durabilidad y la potencia de procesamiento que necesitan para satisfacer las crecientes exigencias de los planes de estudios actuales.

Por ejemplo, el Chromebook IdeaPad Duet se puede usar fácilmente como tableta o como ordenador, lo que elimina la necesidad de tener varios dispositivos. Y al ser compatible con lápices ópticos USI, incluso puede utilizarse para desarrollar habilidades como el dibujo y la caligrafía.

Para aquellos estudiantes que prefieran la tranquilidad de contar con una protección antivirus integrada y una batería de larga duración que les permita permanecer conectados todo el día, Lenovo ha desarrollado también su propia gama de Chromebook.

Por su parte, el ThinkPad Yoga 11e de sexta generación es más delgado y ligero, por lo que es extremadamente portátil, y su potencia de procesamiento permite a los estudiantes adquirir los conocimientos digitales que necesitan para sobrevivir en los trabajos del futuro, como programar y editar vídeos, entre otras cosas.

El Lenovo 14W, disponible con pantalla táctil, ofrece una interactividad aún mayor y una durabilidad de nivel militar que le permite resistir golpes y caídas. Incluso tiene un teclado resistente a derrames para cuando el zumo de naranja se resiste a permanecer en el vaso.

Tanto si los centros educativos se ven en la necesidad de continuar impartiendo las clases a distancia como si siguen gestionando los deberes en línea para reducir la carga de trabajo del profesorado, o simplemente desean brindar apoyo en línea para ayudar a los alumnos a superar cualquier laguna en su aprendizaje, una cosa es segura: la enseñanza y el aprendizaje nunca volverán a ser como antes.

Los dispositivos digitales serán fundamentales para que los estudiantes reciban una formación homogénea, y los centros deben estar preparados para pasarse fácilmente a la educación en línea si así lo requieren futuros confinamientos o acontecimientos mundiales.

Para saber cómo puede ayudar Lenovo a tu escuela o universidad a impartir sus clases en línea y prepararse para el futuro, sigue leyendo aquí.