2020: an unrivalled shift in the way we use technology.
 

2020: un cambio nunca visto en la forma de usar la tecnología.

Por mucho que hayamos hablado de vivir en la época dorada de la tecnología, ha hecho falta una pandemia para que el verdadero potencial de la innovación se revelara ante nuestros ojos. En muy pocos años, se ha producido una auténtica revolución en prácticamente todos los aspectos de nuestras vidas. Y también hemos de tener en cuenta las repercusiones en el sector: ¿hay algún ámbito de nuestra existencia que no se haya visto afectado por los eventos que han cambiado el mundo en 2020?

Intel-logo

 

 

Entonces, si hemos llegado tan lejos en tan poco tiempo en 2020 (aunque haya sido bajo mucha presión), ¿qué implicaciones tendrá todo esto para 2021, una vez que las aguas hayan vuelto a su cauce (o eso esperamos)? Si 2020 ha sido el año de la reinvención, ¿cómo podemos trabajar por dejar atrás el modo “supervivencia” y empezar a “prosperar” de nuevo? En este artículo, echaremos un vistazo a tres áreas del trabajo y la empresa, y examinaremos las implicaciones que podría suponer para 2021 la irrupción de la COVID en 2020. Si quieres obtener más información sobre los temas tratados aquí y estar al día de qué opinan los expertos, no te pierdas La serie de seminarios web de Lenovo. Escucha a las mentes más brillantes hablar sobre las prácticas recomendadas para resolver los principales desafíos a los que se enfrenta tu empresa.

 

El cambio es una cosa. El cambio de 2020, otra muy distinta.

Más que ningún otro sector, el de la salud sabe bien lo que es el cambio. No ha parado de evolucionar, especialmente en los últimos 40 años, por varias razones: el aumento de la esperanza de vida, una incidencia cada vez más alta de las enfermedades pulmonares y cardiacas, el crecimiento de la población y el déficit de profesionales sanitarios son algunas de ellas. Como resultado, la atención sanitaria se encuentra reaccionando a nuevas ideas y tecnologías casi constantemente.

Pero 2020 ha dejado de lado la evolución para optar por la revolución. Por suerte, los departamentos de I+D han sabido responder. Pongamos como ejemplo la teleconsulta.

La teleconsulta es un área de soluciones para el sector sanitario que Lenovo se ha esforzado por desarrollar en los últimos años, también en 2020.

Lleva muchos años entre nosotros en diferentes formatos, pero esperamos una importante ampliación en 2021. La teleconsulta, que se ha diseñado principalmente para mejorar la atención de las enfermedades crónicas, incluye una combinación de IA y dispositivos biométricos que permiten monitorizar a los pacientes desde sus casas. Así, se gestiona por completo el comportamiento del paciente y se unifican los puntos de vista de los expertos en medicina para ofrecer un tratamiento coherente.

Esperamos que Microsoft Teams cobre protagonismo en la implementación de la teleasistencia. Teams, más allá de ser una herramienta de mensajería instantánea para el espacio de trabajo tradicional y que Lenovo ha configurado para el sector sanitario, es el producto de Microsoft que más ha crecido en la historia. También es un componente fundamental de prácticamente todas las soluciones de teleasistencia de 2021 y del futuro.

Para empezar, puede que por fin veamos un sistema de registro de pacientes realmente unificado. Los resultados de pruebas, radiografías, ecografías, registros y notas se pueden guardar y compartir entre los profesionales sanitarios en un solo lugar. Se guardan hasta las recetas para que todo el equipo tenga una visibilidad completa del tratamiento del paciente. El potencial para mejorar los estándares de la atención médica nunca ha sido tan grande.

Del mismo modo, las visitas virtuales también se basan en Teams, que los médicos utilizan para llamar a los pacientes. Serían una versión moderna de las “visitas matutinas” en las que un médico pasaba planta, paciente por paciente. En su homólogo moderno, cada habitación del hospital está equipada con sus propios dispositivos de comunicación para que los pacientes reciban llamadas de su equipo médico. Es una forma excelente de mantener conversaciones importantes cara a cara, especialmente en el contexto de una pandemia, ya que se reduce el riesgo de exposición. Entre otras funciones, puede grabar las llamadas, por lo que los pacientes posoperatorios pueden consultar conversaciones previas.

Es fascinante. Si quieres obtener más información sobre cómo está cambiando el mundo de la salud, no te pierdas nuestro seminario web: Descubre el camino a una atención sanitaria segura y virtual.

 

¿Y qué pasa con el espacio de trabajo tradicional?

¿Hemos dejado atrás el entorno tradicional de la oficina? Lo cierto es que ha quedado patas arriba. Planes de transformación proyectados a varios años vista se han materializado en cuestión de días. El teletrabajo se ha convertido en lo normal, pero a una velocidad de vértigo. ¿Cómo podemos mejorar la situación en 2021?

Voluntad hay, eso sin duda. El 77 % de las empresas están dispuestas a permitir a los empleados seguir trabajando a distancia cuando la situación se normalice. Y aquí tienes el porqué: el 15 % ha registrado aumentos de productividad en el último año.

Lo que está claro es que el teletrabajo supone un sobresfuerzo para los equipos de TI. Los teletrabajadores van a tener que aprender a resolver por sí mismos pequeños problemas técnicos, ya que los departamentos de TI no cuentan con la capacidad necesaria para gestionar todas y cada una de las solicitudes.

Pero con tanta gente trabajando desde casa, esperamos encontrarnos con una explosión de accesorios para pantallas y periféricos de nueva generación para fomentar la productividad: estaciones de acoplamiento, varios monitores, sonido mejorado para las videollamadas y herramientas como ThinkSmart View de Lenovo, un dispositivo inteligente de colaboración que se encarga de las tareas administrativas que más desperdician los recursos de un ordenador. 

Las herramientas de trabajo flexibles adecuadas se relacionan directamente con la productividad. Descubre cómo en nuestro seminario web: Lidera la transformación en el espacio de trabajo a distancia.

 

Educación como solución

2020 ha sido un año complicado para la educación. El aprendizaje a distancia llevaba ya tiempo entre nuestras tareas pendientes y, de igual manera que esos proyectos de transformación a largo plazo de los que hablábamos antes se han tenido que poner en marcha en pocos días, las instituciones de enseñanza se han visto obligadas a cambiar su oferta casi de la noche a la mañana.

La pandemia nos ha recordado la importancia de dar continuidad a la educación. Paralizar y reanudar las clases una y otra vez no funciona para nadie. Por eso, empezaremos a ver (y, de hecho, estamos viendo ya) soluciones para la enseñanza en todos los entornos de aprendizaje, ya sea en uno tradicional con estudiantes, docentes y aulas; en un modelo híbrido con una parte del alumnado en el aula y otra en casa; o en un modelo cien por cien a distancia que reúna a estudiantes y docentes de forma digital.

La Universidad de Roma III eligió hace poco a Lenovo como su socio en la educación a distancia. Ya hay 220 aulas equipadas con el hub ThinkSmart de Lenovo, que actúa como portal bidireccional para los estudiantes y permite a los profesores gestionar toda la clase de forma eficaz. Las clases pueden grabarse para reproducirse más tarde y los estudiantes a distancia pueden interactuar y colaborar con las demás personas del aula gracias a la tecnología ubicua de  Microsoft Teams. Creemos que este modelo se implementará ampliamente en 2021.

Cuando los profesores cuentan con las herramientas adecuadas, pueden conseguir los mejores resultados de aprendizaje para sus alumnos estén donde estén. Cómo poner a tu servicio las aulas de hoy en día es nuestro seminario web especializado en educación. En él descubrirás cómo en 2021 cada vez más clases empezarán con un clic.