Big Data
Blog_Mobile_ Security

¿El reinado de la biometría?

Se prevé que, de aquí al año que viene, prácticamente todos los dispositivos móviles de particulares cuenten con algún tipo de autenticación biométrica. Pero, no contenta con la supremacía en el mercado de consumidores, la biometría parece estar centrándose ahora en reinar en las empresas, con la nueva generación de portátiles para empresas como objetivo número uno. Gareth Kershaw analiza su «desmedida ambición» y cinco razones por las que podría resultar ideal para la movilidad en tu negocio.

«¿De qué me sirve el poder sin la seguridad?» (Macbeth, acto III, escena primera).

Y me decían que no podía empezar una entrada sobre tecnología citando a Shakespeare…

Para quienes no conozcan la obra, tras asesinar al rey Duncan y levantarle la corona, Macbeth acaba de decidir que sería mejor acabar también con su mejor amigo Banquo (por aquello de no dejar cabos sueltos).

Así, a bote pronto, mucho que ver con la seguridad móvil no tiene, lo reconozco. Pero, como bien sabrán los lectores habituales de ThinkProgress, me gustan las analogías un tanto extrañas. He aquí la de hoy: 

De poco sirve poder adoptar la movilidad en la empresa si esto no puede hacerse de forma segura.

Hoy en día, cada usuario es un blanco, y eso significa que sus dispositivos, sobre todo los móviles, también lo son. Phishing, malware, ransomware, hackeos, piratería informática… la lista es larga, y los ciberdelincuentes están detrás de todos los elementos que la componen.

Sobra decir que esto vuelve a las empresas cada vez más vulnerables, y no les queda otra que empezar a reforzar la seguridad de sus dispositivos móviles. Para ello, se están pasando a un nuevo y cada vez más familiar —y convincente— aspirante al trono: la biometría.

Se trata de restringir el acceso a dispositivos y redes haciendo simplemente que el usuario pruebe, físicamente, que es quien dice ser (un ejemplo de ello es el escáner de huellas dactilares del iPhone). La autenticación biométrica se sirve de características biológicas tangibles y únicas como el rostro, la voz, el iris y, por supuesto, el reconocimiento de huellas dactilares.

Algunas empresas aún no se han dado cuenta de la importancia de la biometría, pero la multitud de razones para su adopción, tan lógicas como convincentes, hace que solo sea cuestión de tiempo que caigan en la cuenta y la adopten. Y el reinado de esta tecnología será largo.

¿Por qué? He aquí cinco de las razones principales:

1. Adiós a la pesadilla de las contraseñas

Durante mucho tiempo, la protección mediante contraseña ha sido un elemento básico de la seguridad. Paradójicamente, hoy es también uno de los principales vectores de ataque. De hecho, hasta el 80 % de las infracciones de datos en las empresas se deben a contraseñas débiles, utilizadas en exceso y fáciles de hackear*. Y aun con políticas de contraseña segura, los dispositivos móviles pueden seguir estando en peligro.

2. Usuarios más contentos

La biometría también facilita la vida a los usuarios. Para empezar, es rápida. Y, como la mayoría sabemos por triste experiencia, olvidar una contraseña es lo más fácil del mundo. (Y lo más frustrante, sobre todo cuando hay que hacer mil malabares para restablecerla). Además, es igual de costoso y molesto para los departamentos de TI. ¿Las ventajas de la biometría en este caso? Que difícilmente te vas a olvidar de tu cara.

3. Mayor responsabilidad

La gobernanza y responsabilidad de los datos siguen escalando posiciones entre las prioridades de las empresas. Y, también en este caso, la biometría puede resultar útil, ya que permite a las empresas seguir de cerca quién accede a sus dispositivos y redes —vulnerando potencialmente la seguridad— y cuándo lo hacen. Por otra parte, es eficaz para la administración del personal, a través de aplicaciones como las de seguimiento de las horas trabajadas.
En comparación, las contraseñas forman parte de la prehistoria.

4. Las cifras hablan por sí solas

Más del 60 % de las empresas ya utilizan la biometría de alguna manera, y casi la mitad la usa específicamente para proteger sus dispositivos móviles**. El sentido 
de la marcha es evidente: si aún no la utilizas, tus clientes y proveedores pronto esperarán que lo hagas, sobre todo teniendo en cuenta que el internet de las cosas (IdC) sigue ganando fuerza y aumentando tanto el volumen de los datos como su valor.

5. Alta rentabilidad

Según Forrester Consulting, un banco alcanzó un retorno de la inversión en biometría en la seguridad del 191 %. Sobran más palabras.

La biometría es, por lo tanto, algo que en Lenovo nos tomamos muy en serio.

Por ejemplo, todos nuestros nuevos ThinkPad incorporan cubiertas ThinkShutter: tapas físicas para la cámara web que permiten a los usuarios cubrirla cuando no la están usando. Por otro lado, nuestros lectores de huellas dactilares Match-in-Chip garantizan que los datos de las huellas no salgan nunca del chip.

Luego tenemos la función ThinkPad PrivacyGuard, que utiliza cámaras de infrarrojos para alertar al usuario si alguien lo está acechando por detrás.

La nueva BIOS incluye Secure Wipe, capaz de eliminar de forma segura el contenido de la SSD, y una función de autorrecuperación, que te permite revertir a una copia de seguridad anterior en caso de ciberataque a nivel de BIOS.

Pero no es oro todo lo que reluce, y la biometría también tiene sus inconvenientes: si los identificadores biométricos se ven comprometidos, no se podrán modificar; algunas de las tecnologías utilizadas en biometría pueden verse afectadas por factores ambientales como el polvo y la humedad; otras son propensas a la suplantación de identidad y, puesto que no siempre se busca o requiere el consentimiento del usuario, pueden empezar a surgir problemas de privacidad.

Así y todo, está ganando terreno muy rápidamente. Así que que no te sorprenda si de repente parece estar en todos y cada uno de los dispositivos del reino... «Y de un solo golpe» (Macbeth, acto IV, escena tercera) ;)

* Verizon Data Breach Investigations Report 2018 (Informe de Investigaciones de brechas de datos de Verizon de 2018)
** Fuente: SHRM

Gareth Kershaw - Author

Gareth Kershaw

Cutting his editorial teeth in the still callow IT press of the mid 1990s, Gareth Kershaw is a specialist technology and business writer of more than 20 years’ experience.

Spanning roles from journalist to editorial director and virtually everything in between, his career has encompassed regular contributions to a wide range of technology media titles – including Computing, Computer Reseller News, Channel Business, and Microscope – as well as the national press.

While his two decades in technology have seen extraordinary transformation and change from one end of the industry to the other, his philosophy tends to remain one of “plus ca change plus c’est la meme chose”.